Para poder disfrutar de la experiencia de respirar bajo el Mar y sentir todo lo que aporta bucear debes contar con la acreditación adecuada y  con equipo de buceo especializado para la actividad y SIEMPRE bucear con un compañer@. Existe una experiencia para noveles que es conocida por Bautismo de buceo  o si lo prefieres realizar el curso de iniciación.  Es muy importante tranquilizarse los primeros minutos que tomas contacto con tu regulador ( por dónde respiras bajo el agua ) y tener en mente QUE NO VA A PASAR NADA ya que el equipo autónomo está preparado para dar el aire que necesites durante la inmersión, el Secreto es relajarse, concentrarse en respirar por la boca y hacerlo lento y regularmente. Nunca aguantes la respiración bajo el agua. Yo lo comparo con las técnicas de MINDFULLNESS , aquí y ahora, tu mente se concentra en lo que estás haciendo y desconectas de tu rutina habitual…y empiezas a conectar con el Océano, y los peces, y todo el ecosistema que te rodea cómo si de un cuento de Hadas se tratara. Sumergirte te llevará a lugares dónde muy pocas personas pueden estar, te permite conectar con ese YO que destruimos con el stress diario…y llegar hasta dónde tú quieras. 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.